lunes, 5 de mayo de 2008

Recorreré...

Esta madrugada me pondré al cuello un amuleto hecho de cuentas de esperanza.
Ceñiré en mis muñecas pulseras confeccionadas con tiras de ilusión.
Vestiré mi pantalón remendado con hilo astral, mi camiseta lavada en cascadas provocadas por la lluvia de estrellas y mi jersey tejido con retazos de colas de cometas.
Calzaré mis zapatillas de suela de luna llena.
Me calaré el sombrero para evitar que se pierdan las veces que soñé contigo.
Llenaré los bolsillos de mi corazón de caramelos de imaginados sabores tuyos.
En la mochila de mi alma guardaré todas las palabras que aún no te he dicho, los besos que aún no te he dado, las caricias que aún te debo.
Acomodaré en la bolsa de los sentidos la tienda de campaña y el saco de dormir relleno de plumas de abrazos que me resguardarán del frío de la soledad.
Sujetaré bien fuerte a mi cintura el farol encendido con rayos de sol, que me servirá para iluminar cada rinconcito.
Cerraré meticulosamente la maleta donde guardaré el resto del equipaje -felicidad, honestidad, humildad, sinceridad, sonrisas,… -para evitar perderlo por los caminos.

Todo con un propósito…
… recorreré, si es necesario, el Universo hasta dar contigo.