domingo, 24 de octubre de 2010

Quizás...

Quizás no sepa expresar con palabras la tempestad de sentimientos en que están inmersos mi alma, mi corazón y mis sentidos.

Quizás no quiera sumergir en el océano de complicaciones en el que se haya navegando mi vida a nadie más.

Quizás millones de dudas e incertidumbres asaltan mi razón.

Quizás sea necesario abrir un paréntesis en mi vida para recomponer mi edificio interno, removido desde los cimientos hasta el tejado.

Quizás quiera librar a las personas a las que quiero, y además me importan, del suplicio de las dificultades y de los obstáculos en los que se encontrarán compartiendo un segundo conmigo.

Quizás sea el momento de dejar de doler y de que me duela.

Quizás es mejor replantearme todos los aspectos de mi vida para estar seguro de que lo que estoy haciendo es realmente lo que quiero hacer.

Quizás no esté preparado para involucrarme en ninguna relación sin antes haber eliminado de mí cualquier atisbo de sentimientos pasados y no olvidados.

Quizás no deba continuar por el camino de darme a medias.

Quizás…
… deba decir, manifestar y sentir…
… un profundo y respetuoso…

¡¡¡LO SIENTO!!!