sábado, 3 de marzo de 2012

¡Un día,...


¡Un día,...
… necesito…
… tan sólo un día!

Un día,…
… para poder querer y amar,…
… como nunca antes se haya hecho.

Un día,…
… para poder abrazar, acariciar y besar,…
… como si mañana no existiera ningún otro “después de mañana”.

Un día,…
… para poder llenar la mirada de luz,…
… como si los ojos contuvieran todas las estrellas del Universo.

Un día,…
… para conseguir que el corazón lata al unísono,…
… como si la música estuviera contenida en el espacio entre el alma y la piel.

Un día,…
… para poder restañar todas las heridas,…
… como si las palabras fueran aguja e hilo.

Un día,…
… para poder rellenar todos los vacíos,…
… como si las mariposas desplegaran a un tiempo sus alas.

Un día,…
… para poder regalar un suspiro,…
… como si en él fuera el último soplo de mi corazón.

¡Un día,…
… necesito…
… tan sólo un día!