jueves, 6 de marzo de 2014

Cada vez...



Cada vez que respiro,
tengo una nueva razón para vivir.
Cada vez que sonrío,
crece en mí una nueva esperanza.
Cada vez que intuyo el camino,
mis sueños se convierten en realidad.

Con cada latido,
sigo creyendo que existe un mañana.