sábado, 29 de agosto de 2009

Aquí tienes...

Aquí tienes…

… mi alma,…
… presta para cubrir de caricias a la tuya.

… mi corazón,…
… dispuesto a restañar las heridas del tuyo.

… mis ojos,…
… para cuando te sientas perdida.

… mis oídos,…
… para acariciar todas las palabras que me quieras dedicar.

… mis hombros,…
… para que te apoyes cuando la vida carezca de sentido.

… mis manos,…
… para recoger los suspiros de tus sentidos.

… mis piernas,…
… para sostenerte en la tempestad.

… mis pies,…
… para andar contigo todos los caminos.

… toda mi experiencia,…
… para ayudarte a hacer realidad tus sueños.