domingo, 30 de agosto de 2009

Te echaré de menos...

Para mí, echarte de menos...

Es dolerme cada noche que duermo solo.

Es perder la esperanza de oír tu voz regalándome las palabras que me gustaría me dijeras.
Es romper los sueños a medida que apareces en ellos.
Es despertarme buscándote y recoger la mano porque no estás.
Es darme cuenta de que no he de incluirte en mis planes.
Es intentar convencerme de mil motivos para no pensar en ti.


Es olvidarme a la fuerza de lo que yo siento.
Es borrar continuamente tu imagen de mis pupilas para dejar de imaginarte.
Es aprender de nuevo a estar solo.
Es llorar por no poder compartir un instante contigo.
Es no tener más remedio que hacer del olvido mi único presente.
Es cerrar los puños con rabia ante la imposibilidad de romper en mil pedazos
todos y cada uno de los segundos que nos separan.