viernes, 18 de septiembre de 2009

Quisiera que miraras...

Quisiera que miraras mi alma con los ojos de tu alma.
Quisiera que observaras mi corazón con los ojos de tu corazón.
Quisiera que despertaras mis sentidos con la pasión de tus sentidos.

Sería entonces, y sólo entonces, cuando comprobarías que estaría amándote y queriéndote de la única forma que tengo de amar y querer... ¡la mía!
No te amaría ni te querría mucho o poco.
Tan sólo me limitaría a amarte y quererte.

Sería un honor para mí ser esa persona que fue capaz de abrir las compuertas que contenían tus ganas de amar, de querer, de sentir,...
Sería un orgullo para mí ser esa persona que supo hacerte ver que es posible que ames, desees y quieras a alguien por ser como es y quien es, sin limitaciones y sin medida,…
Sería una recompensa para mí ser esa persona que consiguió hacerte vivir que es posible que seas amada, deseada y querida por ser como eres y quien eres, sin limitaciones y sin medida.

Para mí sería duro estar alejado de tu forma de amarme, desearme y quererme;…
… sería duro estar alejado de tus palabras, de tus abrazos, de tus besos, de tus caricias y de tu compañía;…
… sería duro que no estuvieras dentro de mí en la proximidad física;…
… sería duro no estar dentro de ti.
Todas estas "durezas" lo que vendrían a hacer realmente es reafirmar e incrementar mi amor, mi deseo y mi querer por ti.