sábado, 5 de diciembre de 2009

Cansado...

Estoy cansado de fingir que no pasa nada,…
… de callarme lo que siento,…
… de atragantarme con el dolor y no gritar,…
… de inventarme las ganas de todo,…
… de guardarme las lágrimas,…
… de derrumbarme cuando nadie me ve.
Cansado de que todo me pese y me pese y no poder con ello,…
… ¡no puedo más!
Decidido, pero no fuerte.
Guerrero, pero no invencible.
Y me siento fatal por tener el privilegio de derrumbarme porque me falta un abrazo,…
… porque me falta alguien que me dibuje la entrada de mis sueños cada noche.
¡Estoy harto de callármelo!
Sé que no estoy sólo, pero a veces saberlo no basta para impedir sentirme así.
No sé ni lo qué…
… ni a quién echo de menos.
Siento un vacío enorme que me recome, que me duele, que me mata.
¡¡¡Estoy cansado!!!
¡Necesito quitarme la armadura y respirar!