sábado, 9 de enero de 2010

Cierro los ojos...

… y tu imagen inunda toda la oscuridad en la que me hallo inmerso.

Cierro los ojos,...
… y hago el vano intento de buscar entre mis recuerdos las últimas palabras que me dedicaste.

Cierro los ojos,...
… y comienzo a imaginarme el sabor de tus besos.

Cierro los ojos,...
… y siento como se eriza mi piel cuando mis manos recorren todos y cada uno de los rincones de tu cuerpo,...

Cierro los ojos,...
… y percibo el inconfundible aroma que me recuerda a ti.

Y tan sólo,... ¡cierro los ojos!